top of page
Fidencio Gallardo - Website Photo - 03.png

Quien Soy

Soy maestro orgulloso de ser miembro de mi sindicato, UTLA

Soy alcalde de mi ciudad y lucho contra la corrupción

Joel Gallardo ha sido maestro durante 27 años en las escuelas de Los Ángeles y durante 23 años ha sido profesor de educación adjunto en la Universidad de California en Los Angeles (CSULA). Es alcalde de la Ciudad de Bell en el sureste de Los Ángeles, que está en el Distrito 5 del Distrito Unificado de Los Ángeles. Desde el 2019 ha trabajado como Diputado de Innovación Educativa de Jackie Goldberg en el Distrito 5.

​En la ciudad de Bell, a Fidencio se le eligió como Alcalde en el 2015. Después de su reelección el marzo del 2020, fue seleccionado para prestar servicio como Alcalde.

Desde el 2010, mientras trabajaba de tiempo completo como maestro y junto con otros vecinos comprometidos, se responsabilizó de revocar el mandato de oficiales locales quienes habían mantenido un arreglo de corrupción municipal durante muchos años. El escándalo fue reportado por reporteros del diario Los Angeles Times, y por ello ganaron el Premio Pulitzer de Servicio al Público del 2011. Desde el 2015, Fidencio ha trabajado de manera efectiva para restaurar los servicios a residentes y para recobrar la confianza del los residentes de la ciudad.​

 

Fidencio es producto de las escuelas públicas de Los Ángeles. En 1989 obtuvo su licenciatura como maestro de la Universidad del Sur de California (USC) con especialidad en el inglés y una especialidad en español. En 1994 completó su maestría en Administración Educativa de la Universidad Estatal de California en Los Ángeles (CSULA). 

 

​Fidencio ha sido reconocido como maestro varias veces, incluyendo el reconocimiento de la congresista Lucille Roybal Allard (ya jubilada) en 1993 por establecer el Centro para Recién Llegados en la South Gate Middle School. El Centro presta servicios a estudiantes inmigrantes recién llegados y recién inscritos. En el 2009 también recibió el Premio Platino de Apple del Sindicato de Maestros de Los Ángeles (UTLA por sus siglas en inglés). 

Fidencio nació y creció en las ciudades al sur y este de Los Ángeles en la casa que sus padres inmigrantes compraron hace 50 años. Es hijo de un veterano de la Segunda Guerra Mundial quien falleció recientemente a la edad de 96 años. Su madre, quien trabajaba en la cafetería de una escuela, aún vive en la misma casa en la que Fidencio creció. Rodeado de muchos idiomas, Fidencio se matriculaba entre compañeros quienes provenían de Corea, de Cuba, de muchos países europeos y de Centro América. Asistió a las escuelas primarias Middleton y State Street Elementary, a la South Gate Junior High, y a la Bell High School.

Fidencio decidió, desde que estaba en primer grado, que quería ser maestro. Quince años después, cuando comenzó a aprovechar lo aprendido, fue en un salón en la misma escuela a la que un día asistió, la South Gate Middle School.

Fidencio ha sido maestro de Inglés y de Artes del Idioma a todo nivel. Ha sido maestro de aprendices de inglés, así como de estudiantes de honores y dotados, de educación especial, y con promesa. También ha sido maestro en el programa de Educación para Adultos y en el programa de ayuda para la tarea en televisión. Ha dado clases en el exterior, durante el período cero y en medio de los peligros y la inseguridad y la escasez que le forzaba cambiar de salón en cada período. Además ha trabajado como entrenador de alfabetización y como consejero académico. También ha preparado a maestros de preparatoria sobre las normas académicas Common Core.​

 

Fidencio fue maestro de secundaria durante 18 años y 9 años de preparatoria. Trabajó como Asistente de Director durante 3 años, extrañando lo mágico del salón de clases. Su labor de 30 años ha sido por crear espacios de aprendizaje seguros e incluyentes para todo estudiante a pesar de enfrentar condiciones difíciles. Esto incluye los disturbios de 1992 en Los Ángeles y el tumulto civil que se dió después de que se absolviera de cargos a los policías sospechosos de atacar a Rodney King; los ataques terroristas en Nueva York y Washington del 11 de septiembre, las huelgas estudiantiles de las escuelas del Este de Los Ángeles tras la elección de Donald Trump, la masacre en la escuela Marjory Stoneman Douglas High School en Parkland, Florida, en febrero del 2018, en la que un estudiante de 19 años quien había sido expulsado y contaba con múltiples advertencias de la policía local pudo comprar armas de fuego y con ellas asesinó a 14 estudiantes y a 3 miembros del personal. El apoyo a los estudiantes durante su dolor y de buscar momentos de aprendizaje para poder mejorar la seguridad y construir espacios de empatía son unas de las destrezas valiosas que Fidencio lleva consigo en su servicio público.

 

​En el 2019, con fin de resolver los grandes desafíos que se enfrentan estudiantes y educadores, Fidencio fue a trabajar con Jackie Goldberg, Miembro de la Mesa Directiva del Distrito Escolar de Los Ángeles. Fidencio considera a Goldberg, quien fue maestra y servidora pública durante 40 años, una de sus héroes personales. El representante anterior del Distrito 5 en la Mesa Directiva tuvo que renunciar tras ser condenado por fraude. Como parte del equipo de Jackie, Fidencio llevó a cabo la labor de reconectar las escuelas con la oficina del Distrito 5 y de traer la perspectiva de los maestros que a veces falta en el debate político. Esto incluye el poder hablar sobre los impactos prácticos sobre los estudiantes y los educadores por la pérdida de fondos públicos que extraen los operadores privados de escuelas charter, incluyendo recortes a servicios de salud y bienestar para estudiantes, clases de arte y de música y de educación especial.

 

​Fidencio le hizo saber a su familia que era gay en 1988. El lograr que su salón y el ambiente escolar estuvieran de bienvenida a todos los estudiantes y libres del estigma anti-LGBTQ es emblemático de su carrera. Su misión en la vida ha sido luchar para lograr que los estudiantes cuenten con apoyo y recursos para sobrevivir, incluídos los que se enfrentan a dificultades financieras, a vivir sin techo, al rechazo de sus familiares y a otros retos. Fidencio y su esposo Carlos Cabrera viven en Bell.

bottom of page